El Jaguar, rey de las selvas del Neotrópico

Fotografía: Marcus Obal bajo licencia Creative Commons

Panthera Onca

El jaguar es el depredador de mayor tamaño en los bosques del Neotrópico, se distribuye desde México hasta Argentina en tierras bajas y hasta los 3.800 metros de altura, en Costa Rica habitan en bosques secos, bosques de galería, bosques húmedos; y en ocasiones visitan fincas aledañas al bosque cuando son jaguares viejos, inútiles para cazar o jóvenes sin experiencia y se aficionan a matar y comer animales domésticos (ganado vacuno, caballos, perros etc.).

Es un animal solitario excepto cuando están en época de reproducción. Esta especie está considerada como en peligro de extinción, debido principalmente a la cacería indiscriminada y a la pérdida de su habitat por la deforestación.

El Jaguar forma parte muy importante en diferentes culturas indígenas siendo relacionado con la guerra, la vida y fertilidad, los Olmecas lo destacaban de sobre manera creyendo incluso ser descendientes de este felino, en la cultura Maya el Jaguar fue un simbolo muy importante en sus rituales y sacrificios humanos y sus pieles consideradas un simbolo de estatus. Una leyenda indígena en México cuenta que el Jaguar obtuvo sus manchas cuando los monos le lanzaron frutas para marcarlo por siempre como castigo del señor del monte por sus practicas de cacería.

Su dieta consiste en monos “carablanca”, “congo”, “colorado”, “ardilla o tití” “guatuzas”, “armadillos”, “osos colmeneros, “saínos”, “cariblancos”, “guatuzas”, “manigordos”, “pavones”, “venados cola blanca”, “cabros de monte”, tortugas lora, “boa ó béquer“  y según parece, entre sus presas más importantes se encuentran los “perezosos o pericas ligeras” y las “iguanas” .

Información científica: Alvaro Herrera

Comments are closed.