Avanza el proceso de traslado de colecciones biológicas al Museo Nacional

edolopez_inbio028

Ante el hecho de que el INBio ahora no cuenta con el apoyo financiero para continuar con el desarrollo y mantenimiento de sus colecciones biológicas, en marzo 2013 se anunció el traslado de este valioso acervo al Estado costarricense. En agosto del año pasado se inició el proceso para el traslado de las colecciones del INBio al Museo Nacional de Costa Rica. La revisión de la normativa relacionada, dejó claro que le corresponde al Museo la custodia de la colección, la cual aún cuando fue desarrollada por el INBio con el apoyo de múltiples instituciones y especialistas nacionales e internacionales, es una colección del patrimonio natural del país, de su biodiversidad, y esto hace que sea una colección que le pertenece a todos los costarricenses.


El proceso, que ha requerido más tiempo del previsto por parte del INBio, avanza con el cuidado y la determinación requerida. El compromiso con este proceso por parte de los Ministerios de Cultura y Juventud, Ambiente y Energía, Agricultura, y Ciencia y Tecnología, llevó en junio pasado a la creación de una comisión interinstitucional formalizando el apoyo de estos ministerios a la gestión que el Museo debe dar a las colecciones.
Por su parte, las nuevas autoridades del Ministerio de Cultura y Juventud, y del Museo Nacional, han tomado el traslado de las colecciones como una prioridad, reconociendo no sólo el valor de las mismas para la comunidad nacional e internacional, sino también, buscando generar mecanismos que aseguren a largo plazo la salvaguarda de las colecciones y los servicios de información asociados.
El proceso permite estimar que para setiembre próximo se tendrán los acuerdos institucionales requeridos para que el Museo Nacional asuma el mantenimiento y manejo de las colecciones. Entre otros, esto implicará una valoración técnica del estado de las mismas, así como un acuerdo de cooperación INBio – Museo Nacional, que posibilite no sólo el adecuado proceso de traslado de las colecciones, si no que también, posibilite el desarrollo de futuros proyectos que contribuyan a la curación y generación de nuevo conocimiento asociado a las colecciones. Entre tanto, el INBio mantendrá el personal mínimo requerido para asegurar el buen estado de las colecciones.

Esta entrada fue publicada en Ambiente. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.