La Sabana y los colores naturales

Fotografía: João Medeiros

Rodrigo Gámez, Presidente INBio

Una de las características distintivas de nuestros bosques tropicales es su gran diversidad de especies, siendo la de sus árboles la que más resalta a nuestros ojos. Los bosques que existieron al oeste del Valle Central y del sector del parque La Sabana, tenían especies de árboles con muy diversos colores y patrones de floración.

En esta región, la floración es más marcada en verano, cuando las tonalidades de flores rosadas de los robles sabana, el corteza amarillo o el rojo de los porós recrean nuestra vista. Y hay otras menos comunes, pero igualmente bellas, como el carao, el madero negro o el guachipelín.
A los diversos colores de las flores, se asocian variadas especies de animales que son atraídas a ellas, como mariposas, abejas, colibríes o murciélagos que las polinizan, además de aves e insectos que encuentran su alimento en hojas y frutos de esos árboles.
Cabe la pregunta: ¿qué tiene esto que ver con La Sabana? Bueno, que quienes hace varios años decidieron atinadamente arborizar este parque, usaron especies exóticas australianas, como eucaliptos y casuarinas, que no tienen las características antes descritas de los nuestros.

El que esa arboleda requiriera sustituirse dio la oportunidad de reintroducir especies criollas que antes existieron ahí, hecho que un consorcio de instituciones públicas, privadas y de la sociedad civil, lideradas por Scotiabank, INBio e Icoder decidió aprovechar, siguiendo un cuidadoso plan técnicamente elaborado.
Su significado no es trivial en lo social, económico y ecológico. Contribuirá a hacer de La Sabana un sitio mucho más agradable, de mayor colorido y belleza escénica, de un gran valor educativo para presentes y futuras generaciones.
Ayudará a la fijación de carbono y a mitigar el cambio climático y será más ecológicamente funcional, contribuyendo a la conservación de nuestra biodiversidad, al albergar poblaciones de especies residentes y servir de puente a migratorias. El traer la naturaleza a la ciudad será de beneficio para todos.

Esta entrada fue publicada en Ambiente. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.