Misma casa, diferente custodio

edolopez_inbio036

Este coleóptero (abejón) es uno de los más grandes que existen. Sus cuernos están relacionados con la reproducción, ya que los machos los emplean como arma en sus combates por las hembras. Este especímen es parte de los 3 176 529 que conforman la colección de artrópodos Foto: Eduardo López

El Museo Nacional será el nuevo custodio de la segunda colección biológica más grande de América Latina, esto tras el traslado que le hiciera este viernes 27 de marzo, el Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio). La colección que construyó INBio a lo largo de 25 años, está conformada por aproximadamente 3 176 529 artrópodos (insectos, arañas y escorpiones), 349 330 plantas y 49 598 hongos. Este número de especímenes se unen a más de 350 mil que posee el Museo, algunos de ellos con cerca de 128 años de antigüedad. El unir las colecciones de ambas instituciones deriva en la colección biológica más grande del país.

Estos especímenes forman parte del patrimonio natural del Estado y tienen una importancia tanto nacional como internacional por lo que le corresponde a éste su custodia, protección y conservación. La normativa específica, le asigna esta responsabilidad al Museo Nacional, dependencia del Ministerio de Cultura y Juventud, sin embargo en 1996 por Decreto Ejecutivo N° 25598-J, el Estado autorizó al INBio a realizar el inventario nacional de biodiversidad y le permitió con ello, crear estas colecciones.

Los cerca de 3.5 millones de especímenes fueron recolectados e ingresados por el INBio a la base de datos Atta (publicada en Internet de manera gratuita), con información asociada como: ubicación geográfica (con sus respectivas coordenadas), nombre de la persona que hizo la recolecta, fecha de recolección, metodología utilizada e información científica que los especialistas han generado para los diferentes especímenes.

La decisión de transferir las colecciones biológicas de este Instituto al Estado costarricense, se tomó en marzo de 2013, cuando jerarcas del INBio, Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) y Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) resolvieron que la custodia que venía ejerciendo el INBio debería pasar a ser responsabilidad del Estado como garante de este patrimonio. En mayo de 2014, el INBio manifestó su intención de entregar las colecciones al Estado cuyo proceso de formalización se ejecutó este 27 de marzo, fecha a partir de la cual, el Museo tendrá la responsabilidad de velar por ellas.

El INBio formó y mantuvo las colecciones durante más de dos décadas, desde antes de que se estableciera la legislación específica en materia de biodiversidad; sin embargo, “la institución no estaba en posición de seguirlas desarrollando y custodiando debido a la significativa reducción de los fondos de cooperación internacional disponibles para en este tipo de actividades”, indicó Rándall García, Director General del Instituto.

Junto con las colecciones el INBio le está donando al Estado costarricense activos relacionados con la conservación y uso de las colecciones (como estantería y equipo óptico, entre otros), los cuales ayudarán al Museo a mantener la operación de las colecciones.

“Entregar esta colección es una satisfacción no solo por todo el trabajo serio y responsable que ha habido detrás por parte de una comunidad científica, sino porque a su vez es una forma de reconocimiento por parte del Estado al trabajo que depositó INBio en este proyecto, el cual le ha permitido al país conocer de mejor manera el tesoro natural con el que cuenta”, aseguró Rodrigo Gámez, fundador del INBio y actual presidente de su Junta Directiva.

Por su parte, Cecilia Pineda, jefa del Departamento de Historia Natural del Museo destaca que “la recepción de la custodia de las colecciones que INBio entrega al Estado costarricense corresponde por ley al Museo Nacional de Costa Rica, con esto el Museo mantiene el compromiso de poner a disposición de la sociedad el conocimiento de los recursos naturales del país representado en las colecciones biológicas y geológicas que resguarda la institución”.

Pineda agregó que “uno de los retos a los que se enfrenta la institución en el corto y mediano plazo con el aval del Estado, es el desarrollo de la infraestructura necesaria para poder integrar los sistemas de información con que ambas instituciones han administrado, divulgado y puesto a disposición de la sociedad los datos asociados a las colecciones de biodiversidad. De igual forma la construcción de un edificio que permita unir físicamente ambas colecciones, propiciando con ello mejores servicios de consulta al público, mejor resguardo y custodia de los especímenes”.

Estas colecciones actualmente se encuentran, en un edificio adquirido por el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), en Santo Domingo de Heredia. Sobre INBio El Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio), es una organización privada de la sociedad civil, sin fines de lucro, declarada de interés público, cuya misión es promover una mayor conciencia del valor de la biodiversidad, para lograr su conservación y mejorar la calidad de vida del ser humano. Sobre el Museo Nacional de Costa Rica El Museo Nacional es una institución con 128 años de existencia. Desde su creación en 1887 se abocó a la custodia de colecciones de historia natural del país, a la generación de conocimiento pionero de los recursos naturales, fue un par de años después que incursiona con exhibiciones arqueológicas y poco después con la investigación en la arqueología y la historia costarricense.

Para más información contactar a:

Ronny Hernández, INBio. rhernand@inbio.ac.cr. Teléfono 25078179 Wendy Segura, Museo Nacional. prensa@museocostarica.go.cr Teléfono 2258-1356/ 8395-6328

Esta entrada fue publicada en Ambiente. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.