Higuerón excepcional

ae2015

logos

Por sus características naturales y ecológicas y su valor cultural, un excepcional árbol de Higuerón colorado, cuyo nombre científico es Ficus costaricana, ubicado en el parque de las Ruinas de Ujarrás, recibió este año el Premio al Árbol Excepcional que otorga el Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio).

La décimo segunda edición de este premio, reconoce no solo las sobresalientes características físicas de este árbol, sino también su importancia como: i.) proveedor de alimento a muchas animales silvestres; ii.) sostén para la barba de viejo y bromelias y iii.) por adornar y dar frescura al parque donde se ubica.

“Su amplia sombra brinda a los visitantes de las ruinas una particular frescura. Durante la época de producción de hojas nuevas, las cuales son de un llamativo color rojizo, este imponente árbol sobresale de entre la verde vegetación, por eso premiarlo refuerza el atractivo turístico del parque”, comentó Rodrigo Gámez, presidente de la Junta Directiva del INBio.

El higo del higuerón sirve de alimento a aves y mamíferos (como el zorro pelón) quienes ayudan en su dispersión para conservar la especie.

El higo del higuerón sirve de alimento a aves y mamíferos (como el zorro pelón) quienes ayudan en su dispersión para conservar la especie.

Al igual que las otros tipos de higuerones, este centenario ejemplar presenta una relación mutualista con un tipo de avispa muy pequeña, la cual poliniza las flores que se encuentran encerradas en lo que posteriormente será el fruto tipo higo.

El higo será el alimento de varios animales que a su vez dispersarán las semillas en otros sitios, dando lugar a nuevas generaciones de higuerones colorados. El Premio al Árbol Excepcional 2015 se entregó este 11 de junio en  las ruinas de Ujarrás, tomando particular realce dado que se conmemoran los 100 años del Día del Árbol en Costa Rica. En la actividad se contó con la presencia del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), dado que las Ruinas de Ujarrás son administradas por dicha institución.

Mauricio Ventura, Ministro de Turismo, aseguró que este reconocimiento es de gran relevancia para el ICT, ya que tienen como una premisa fundamental, el brindar espacios gratuitos y a bajo costo para el esparcimiento, la recreación y el disfrute en familia, como los Miradores de Orosi y Ujarrás, Charrarra, el Paradero Turístico Playas de Doña Ana y las Ruinas de Ujarrás. “Hemos propiciado una serie de servicios para que las familias costarricenses gocen de esta opción de esparcimiento gratuita, así como la ejecución de una iniciativa de reforestación para continuar resguardando la amplia riqueza natural, lo cual se engrandece con este importante reconocimiento que realza la belleza escénica de este sitio emblemático y lo convierte en un elemento icónico del desarrollo y fortalecimiento del turismo, ya que al igual que dicho árbol, el turismo se fundamenta en sus raíces de la sostenibilidad y crecerá orientado a posicionarse como el motor de desarrollo económico del país”, destacó Ventura.

La selección de cada uno de los árboles que han recibido el Premio al Árbol Excepcional, se hace por medio de un grupo de expertos botánicos y forestales que se encargan de seleccionar los candidatos. El jurado está compuesto por distinguidos profesionales en el campo de la botánica, todos de gran trayectoria en sus campos de acción.

Este Premio fue creado por la Junta Directiva del INBio en enero de 2003, con el fin de destacar la importancia de los árboles y los bosques, así como su significado en la vida de las personas y comunidades, impulsando con ello acciones para su conservación.

A la fecha se han entregado once galardones:

  • 2004 Jícaro (de la especie Crescentia cujete) Ciudad Colón, San José
  • 2005 Guanacaste (de la especie Enterolobium cyclocarpum) Parque Héctor Zúñiga, Liberia, Guanacaste.
  • 2006 Ceiba (Ceiba pentandra) Finca La Ceiba S. A., Nuevo Arenal de Tilarán, Guanacaste.
  • 2007 Almendro de montaña (Dipterix panamensis) Hotel Selva Verde, La Virgen de Sarapiquí, Heredia.
  • 2008 Cedro amargo (Cedrela odorata) Finca El Abuelo Danilo, Escobal de Atenas, Alajuela.
  • 2009 Higuerón (Ficus cotinifolia) Cabuya de Cóbano de Puntarenas, Puntarenas
  • 2010 Roble (Quercus bumelioides) Hotel Savegre, San Gerardo de Dota, San José.
  • 2011 Cenízaro (Samanea saman) San Cristóbal de las Juntas de Abangares, Guanacaste.
  • 2012 Espavel (Anacardium excelsum) El Bosque de Guácimo, Limón.
  • 2013 Cedro dulce (Cedrela tonduzii) Tres Ríos de la Unión, Cartago 2014 Tirrá (Ulmus mexicana) Cervantes, Cartago Sobre INBio.

El Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio), es una organización privada de la sociedad civil, sin fines de lucro, declarada de interés público, cuya misión es promover una mayor conciencia del valor de la biodiversidad, para lograr su conservación y mejorar la calidad de vida del ser humano.

Esta entrada fue publicada en Ambiente, Árboles. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.