Culantro de coyote para exportación

culantro

chnchesEste cultivo se siembra principalmente en los cantones de Turrialba y Siquirres, entre los ríos Pacuare y Reventazón. El mercado para este producto es la comunidad latina en Estados Unidos, principalmente. La producción la realizan gran número de pequeños productores locales y las plantas empacadoras emplean a muchas personas de esas comunidades, incluyendo muchas mujeres; este es un ejemplo de un producto de exportación gestionado por costarricenses vecinos de la zona de cultivo, que beneficia a gran cantidad de familias.

Una de las plagas principales del culantro coyote es un diminuto chinche (Familia Miridae) que se alimenta en las hojas, chupando la savia y causando la llamada “pinta blanca”, un daño indeseable que afecta la exportación de este producto al evidenciar la presencia de esta plaga cuarentenaria. Para recomendar medidas de control y buenas prácticas agrícolas, el Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio), en conjunto con el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE-MAG) desarrolla un estudio del ciclo de vida y el comportamiento de este insecto en el cultivo.

Se ha observado por ejemplo que los chinches sobreviven en las llamadas tronqueras, compuestas por las bases de las plantas, con algunas hojas viejas, resultado del proceso de cosecha. De estos tallos brotan nuevas hojas para la siguiente cosecha. Se recomienda remover las hojas viejas y disponer de ellas adecuadamente y tratar la tronquera para controlar los chinches naciendo de huevos remanentes en el tejido vegetal. Igualmente ocurre con los rastrojos, estos portan muchos huevos y chinches inmaduras, de manera que se deben remover y tratar adecuadamente para evitar que de allí se propague la plaga en el cultivo.

Esta entrada fue publicada en Ambiente. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.