Ara Macao (Guacamaya, Lapa roja, guacamayo rojo)

Fotografía: Priscilla Arias Segnini

Fotografía: Lu Mora

La lapa es inconfundible, se distribuye desde el sur de México hasta Perú, Bolivia y el este de Brasil. Mide 84 cm. y pesa 900 grs.de colores brillantes, con cola y alas largas y puntiagudas, de pico grande y robusto. Los adultos son de un llamativo color rojo brillante, con una mancha amarilla grande en las coberteras alares. Las remeras y las timoneras son azul profundo en gran parte, las timoneras centrales rojas, y la rabadilla y las coberteras caudales de color azul celeste. El iris es amarillo y la piel facial blanca rosácea. El pico es amarillo marfil y negro, y las patas gris opaco. Los ejemplares juveniles son semejantes pero con el iris café. Se alimentan en el dosel de frutos y semillas de árboles (Spondias, Hura, Eschwellera, Terminalia, varias palmas).

Fotografía: Mónica Álvarez Chavarría

No hacen ruido mientras se alimentan. En cautiverio comen tortillas, pollo deshuesado, arroz, maíz, carne cocinada, semillas de girasol.
Algunas personas la aprecian por su colorido plumaje, por lo que las mantienen en cautiverio en jaulas (“aves de jaula”). Además, se les considera mascotas indicadoras de “status” social alto.

En Costa Rica se reproducen bien en cautiverio, pero requieren de grandes jaulas, cajas para anidación, aislamiento y extrema paciencia. Algunos sitios donde se reproducen en cautiverio son: Zoológico Zooave y Criadero de Lapas El Manantial.

El Programa Regional en Manejo de Vida Silvestre de la Universidad Nacional se encuentra ejecutando un plan de manejo y conservacion de esta especie en el Pacifico central, principalmente en el Parque Nacional Carara y las áreas vecinas, como el Refugio de Vida Silvestre Punta Leona.
Es considerada una especie en peligro de extinción, debido a la pérdida de su hábitat por deforestación y a su cacería indiscriminada, dado que es una especie muy apreciada como mascota. Está protegida y regulada por la Ley de Conservación de la Vida Silvestre No. 7317, la Ley Orgánica del Ambiente No. 7554 y el decreto No. 26435-MINAE. Asimismo está incluida en el Apéndice l del Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES).

¡Felicitaciones y agradecimientos especiales a Priscilla Arias Segnini, Wilma Maroto, Rebeca Santiago Solís, Karen Castillo, Mónica Álvarez Chavarría, Alvaro Acuña Chaves, Lu Mora, José Alejandro Alfaro Barrios y Ana Corrales Miranda por tan excelentes fotografías!

Para más información visite nuestra página oficial de especies: http://bit.ly/oGy8qi

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.