INBio y Walmart se unen para investigar

MICHELLE SOTO, Aldea Global, La Nación

El Parque Nacional La Amistad (PILA), ubicado entre Costa Rica y Panamá, es uno de los más grandes del país y quizá uno de los más desconocidos por los ticos.
Con el objetivo de revertir esta situación, el Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio) y la empresa Walmart firmaron ayer un acuerdo para incentivar la investigación en esta área protegida.
Para ello, el acuerdo contempla una campaña de recaudación de fondos a través de la venta de paquetes de gomitas a ¢100. El producto estará disponible en las cajas de los supermercados Walmart, Más x Menos y Maxibodegas, a partir del 31 de agosto.
Asimismo, la campaña tendrá un componente educativo. Para este propósito se diseñaron nueve folletos con información del Pila con el objetivo que los niños conozcan más sobre este parque nacional. Se distribuirá uno por semana y se realizarán actividades paralelas como funciones de títeres y visitas de la mascota de la campaña que es una danta bebé de nombre Pilita.
“Este parque tiene el 1% de la biodiversidad del mundo, pero no se conoce. Por eso queremos hacer esta campaña y aprovechar la presencia de Walmart en todo el país para llevar el mensaje”, comentó Randall García, director de conservación del INBio.
Aparte del INBio y Walmart, en esta campaña participan el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) y la agencia de viajes Horizontes.
Trabajo de campo. García explicó que la investigación se enfocará en la biodiversidad y el impacto que el cambio climático está teniendo en esta área protegida.
Los estudios buscarán conocer más sobre el cambio de comportamiento en los grupos de animales.
Por ejemplo, se sabía que las hormigas viven a 1.000 metros de altura, pero ahora se tienen reportes de que están subiendo porque la temperatura ha variado en el PILA y ya están depredando a otros insectos de la zona.
Los estudios serán realizados por científicos del INBio y vecinos de las comunidades. Al momento, se han identificado a 10 colaboradores de Biolley, Tres Colinas y Santa María, quienes acompañarán a los investigadores.
“Estamos diseñando el programa que involucra a las comunidades en la toma de datos. Ellos nos apoyarían sobre todo en el monitoreo”, manifestó García.

Esta entrada fue publicada en Ambiente. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.