Passifloras vs Mariposas… La batalla sin final


Philaethria dido dido -- fotografía: José Montero

En la historia natural de las flores de pasión sobresale notablemente su estrecha relación con las mariposas diurnas de la tribu Heliconiini (helicónidos), de la subfamilia Heliconiinae. Esta relación, antagónica y poco amistosa, ha generado una lucha permanente entre las mariposas, que buscan afanosamente las pasifloras como plantas hospederas para la alimentación de sus larvas, y las plantas, que tratan de protegerse y defenderse de sus depredadores.
Esta interesante relación de herbivoría ha sido ampliamente documentada por varios investigadores , que han puesto en evidencia un continuo y dinámico proceso de coevolución en la interacción animal-planta, que ha originado una serie de adaptaciones y modificaciones en ambos grupos de organismos, en una permanente lucha de depredación por parte de las larvas de mariposas y de defensa por parte de las plantas. En el caso de las pasifloras, esta intensa presión selectiva por parte de estos herbívoros ha modelado su variada y compleja morfología y composición química, originando una serie de estrategias para su defensa y protección.

Defensas químicas

Entre las defensas químicas que poseen las pasifloras destacan los contenidos de cianuro presentes en tallos, hojas y peciolos, que las protege de muchos herbívoros. No obstante, los helicónidos, como parte del proceso de coevolución que existe entre ellos y las pasifloras, como se explicó en el párrafo anterior, han adquirido la capacidad de enfrentar y asimilar de diferentes formas este veneno e incluso usarlo para defenderse de sus propios depredadores.

Apariencia engañosa

Entre estas estrategias destaca el mimetismo de las pasifloras con otras plantas que no son hospederas de los helicónidos. Tal es el caso de la semejanza de Passiflora adenopoda con la familia del chayote y el ayote. Este mecanismo de mimetización es el resultado de la enorme variedad de formas de hojas presente en el género Passiflora, dentro de cada especie e incluso entre individuos juveniles.

Se considera que las pasifloras constituyen el grupo de plantas con la mayor o más extrema diversidad de formas de hojas, lo cual se ha relacionado precisamente con la intensa presión selectiva ejercida por las mariposas de la tribu Heliconiini. Mediante esta forma de camuflaje y la diversidad de formas de hojas, las plantas pueden evitar, o al menos reducir, las probabilidades de ser encontradas por estos herbívoros, que dependen en gran medida de su memoria visual para reconocer formas foliares similares a las de aquellas plantas que han utilizado previamente.

Mimetización de huevos

P. helleri -- Fotografía: Armando Estrada

La presencia de estructuras semejantes a huevos de mariposa sobre las láminas foliares, los pecíolos o las estípulas (como en el caso de Passiflora boenderi) es otra forma de mimetización, en respuesta a la dependencia visual y el comportamiento de los helicónidos. Se sabe que las mariposas hembra de Heliconiini son sumamente cuidadosas en la inspección y selección de los sitios de oviposición, con el fin de evitar la competencia por los recursos alimentarios para sus larvas; por ello, ante la presencia de áreas infectadas de supuestos huevos competidores, estas mariposas se alejan y buscan condiciones más favorables para ovipositar.

Estructuras defensivas

En algunos casos, las larvas de mariposa recién nacidas deben enfrentarse con estructuras morfológicas adversas de las pasifloras, que ponen en peligro su vida. Es el caso de los tricomas glandulares como los de Passiflora foetida, que secretan sustancias pegajosas y malolientes que atrapan a las larvas pequeñas u obstaculizan sus movimientos. Lo mismo ocurre con los tricomas uncinados (como los de Passiflora lobata, P. adenopoda y P. dioscoreifolia), que pueden herir, inmovilizar e incluso matar a las diminutas larvas . Por otra parte, las estípulas deciduas de algunas especies (como Passiflora ambigua), que permanecen poco tiempo en la planta, al caer pueden llevar consigo los huevos de mariposa, con lo cual las plantas reducen el ataque de estos voraces herbívoros.

Atracción de hormigas

Passiflora vitifolia -- Fotografía: Armando Estrada

Otro de los mecanismos de defensa de las pasifloras contra los herbívoros consiste en atraer hormigas, mediante la producción de néctar en glándulas extraflorales (láminas foliares, pecíolos, estípulas, brácteas florales). Este néctar contiene grandes cantidades de azúcares y es rico en aminoácidos, lo cual explicaría su atractivo para muchos insectos y especialmente hormigas. Algunas especies de hormigas ayudan a las pasifloras mediante la remoción y eliminación de los huevos y pequeñas larvas de los herbívoros.














Le invitamos a conocer más sobre las Passifloras en nuestro libro: Flores de Pasión de Costa Rica de Editorial INBio. Este volúmen describe e ilustra de forma detallada las 51 especies conocidas en Costa Rica. Para ver el libro de Passifloras de click sobre la imagen.


Esta entrada fue publicada en Insectos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Passifloras vs Mariposas… La batalla sin final

  1. Marco Tulio Gonzalez Varela dijo:

    Personalmente creo que este documento esta interesantísimo. yo vivo cerca del parque nacional Rincon de la Vieja y he podido encontrar varias especies de pasifloráceas, entre las cuales me ha interesado mucho la passiflora vitifolia, la cual presenta una floracion muy bella (bueno creo que todas las pasifloraceas las tienen). además en mi comunidad siembran maracuyá y es interesante observar este tipo de interrelaciones que se establecen en esta familia de plantas.