Nuevo libro: Árboles y arbustos para uso urbano

La Foresta urbana es un planteamiento moderno del cuidado de los árboles en las ciudades, que debidamente concebidos y cuidados, constituyen un componente básico de la infraestructura de la ciudad, esencial para mantener la sostenibilidad ambiental, generando con la introducción de especies de plantas, ciudades llenas de biodiversidad acorde con el entorno.
Es por lo anterior y con el interés de promover esta iniciativa, que en un trabajo conjunto entre la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) y el Instituto Nacional de  Biodiversidad (INBio) se elaboró el libro “Árboles y arbustos para uso urbano”.
En el pasado, las zonas urbanas no estaban incluidas en el concepto de ecosistema, sin embargo, las implicaciones y consecuencias que tiene el crecimiento de estas áreas sobre el medio ambiente, hacen que hoy día sean parte de la lista de ecosistemas del planeta. Según la Comunidad Educativa de Centroamérica y República Dominicana (CEDUCAR, 2003), los ecosistemas urbanos abarcan un 4% de la superficie terrestre mundial, es decir, casi cuatro veces más que el área cubierta por los ecosistemas de agua dulce. Por ello, y por la gran población que habita en las ciudades, estos espacios están entre los más importantes en materia de bienestar de las personas, como generadores de productividad y por su impacto ambiental.


El concepto de ecosistema urbano es bastante novedoso y controvertido. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) lo define como una comunidad biológica donde los humanos representan la especie dominante o clave y donde el ambiente edificado constituye el elemento que controla la estructura física del ecosistema.
En este contexto, los pueblos y las ciudades se consideran un ecosistema, siendo el ser humano y sus sociedades parte del mismo. Los ecosistemas urbanos contienen una comunidad de organismos vivos y un medio físico que se va transformando como resultado de la actividad interna, con un funcionamiento basado en intercambios de materia y energía.
Si entendemos como ecosistema la relación entre los organismos vivos y el medio ambiente en un espacio determinado, se puede concluir que debe existir una relación entre los árboles y las personas, ya que hoy día sabemos que los árboles son sistemas vivos interrelacionados que tienen una notable incidencia sobre el ecosistema en que se encuentran.
El equilibrio de la atmósfera terrestre se mantiene estable debido al correcto funcionamiento de los ciclos que se desarrollan en la biosfera, entre los cuales destaca el ciclo biológico. Gracias a este ciclo (la fotosíntesis y el proceso inverso, la respiración) el oxígeno (O2) y el dióxido de carbono (CO2) están estrechamente ligados y equilibran sus respectivas concentraciones.
Los árboles proporcionan elementos naturales y hábitat para la vida silvestre en los alrededores urbanos, lo cual aumenta la calidad de vida de los habitantes. Al plantar árboles y arbustos, las ciudades se van transformando en un medio ambiente más natural. Las aves y otros animales silvestres son atraídos a estos espacios y los ciclos naturales de crecimiento, reproducción y descomposición de las plantas vuelven a estar presentes, tanto en la superficie como en el suelo en que se desarrollan, logrando paulatinamente restablecer la armonía natural en el medio ambiente urbano.

Beneficios de los árboles urbanos

Al proceso de arborización urbana se le han reconocido varios beneficios, según diversos estudios. Algunos de ellos son: reducción de la contaminación del aire, combate del efecto invernadero, reducción de la erosión del suelo, conservación de la energía, modificación del clima local, disminución de la contaminación por ruido, aumento de la estabilidad económica, generación de biodiversidad e incremento del valor de las propiedades, entre otros; además de los beneficios subjetivos o de bienestar individual relacionados con los cambios en el estado de ánimo y de salud de las personas cuando viven o trabajan en espacios urbanos con adecuados sistemas de arbolado. Los árboles crean un ambiente beneficioso para la salud mental, le dan un carácter natural a las ciudades y pueblos, proveen colores, flores, bellas formas y texturas, ocultan paisajes desagradables, suavizan el perfil de obras de albañilería, metales y cristales y se pueden usar en diseños arquitectónicos para definir espacios y la continuidad del paisaje.
Esperamos con la Guía orientar a todos y todas los que quieren hacer de sus ciudades espacios habitables en coexistencia con la naturaleza, y promover la selección adecuada de las especies según las condiciones del entorno que desea promover con iniciativas de arboricultura.

Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Nuevo libro: Árboles y arbustos para uso urbano

  1. natalia dijo:

    HOLA,
    que bueno este nuevo libro Árboles y arbustos para uso urbano, dónde y cuanto se puede conseguir el mismo,
    gracias

  2. juliana dijo:

    saben esta es me jor

  3. juliana dijo:

    es un arbol con muchas espumas yperrea mami perrea me dijioun amigo