Moscas y redes inalámbricas

El Financiero Edición # 814 11 de abril 2011

Seguramente usted, amigo lector, ha visto esas pequeñas mosquitas que aparecen en bananos y frutas maduras. ¿Quién podría pensar que una humilde mosca como esta iba a ser la clave para solucionar un complejo problema técnico de organización de redes de sensores?

En un artículo publicado en la prestigiosa revista Science, un grupo de expertos en redes computacionales de Israel y los Estados Unidos nos ofrecen ahora una prueba más de inteligencia en la naturaleza, al encontrar que la solución a su problema estaba en estos pequeños insectos, que nunca nos imaginaríamos que tuvieran algo que enseñarnos.

Estos científicos encontraron en estas mosquitas un elaborado método de organización de unas pequeñísimas estructuras sensoriales, similares a pequeños pelos, que utilizan para oler u oír el mundo que las rodea. Estudiando su sistema nervioso, descubrieron que la mosca poseía un esquema de organización de sus sensores precisamente del tipo que ellos buscaban para manejar redes computacionales distribuidas, que cumplen tareas como la de realizar búsquedas en la Web o controlar aviones en vuelo.

Cuando dicho sistema está en proceso de desarrollo, las células se organizan de manera que un pequeño grupo de ellas sirve como “líderes” que proveen una conexión directa con cada una de las células de todo el sistema.

Como resultado, ninguna de las células (siendo millones que deben trabajar en conjunto para cumplir una tarea) requiere tener el conocimiento de lo que está pasando.

Por lo tanto, el sistema puede funcionar a pesar de que alguno de sus elementos individuales (células) pueda fallar.

Estos científicos destacan que el método de organización del sistema nervioso de estas mosquitas es muchísimo más sencillo y robusto que ningún otro que los humanos hayamos creado.

Además, ellas lo inventaron hace cientos de miles o millones de años, cuando nuestra especie ni siquiera había aparecido en la Tierra.

Esta entrada fue publicada en 2011. Guarda el enlace permanente.