Necesito del mar

El Financiero #862 del 26 de marzo al 8 de abril de 2012

“Necesito del mar porque me enseña: no sé si aprendo música o conciencia: no sé si es ola sola o ser profundo…”.

Este párrafo de una poesía de Pablo Neruda nos recuerda la importancia del mar. ¿Cuántas poesías, composiciones musicales, narraciones literarias, pinturas, películas o fotografías habrán sido inspiradas por el mar?

Y esta es solo una parte de la dimensión cultural de su importancia pues para muchas comunidades alrededor del mundo, su vida gira enteramente alrededor de estas enormes masas de agua salada.

Desde una perspectiva económica, y por su capacidad de recrearnos, el mar es la base fundamental de la industria turística, del desarrollo habitacional urbano o del transporte y comercio. Además, nos suple de grandes cantidades de muy diversos tipos de alimentos; la industria pesquera en el mundo es una actividad que mueve millones de dólares y da empleo a muchísima gente. Con un gigantesco potencial empieza a suplirnos ya de productos farmacéuticos y soluciones industriales.

En lo ecológico, los océanos cumplen funciones vitales para la vida en nuestro planeta pues la tierra, la atmósfera y los océanos están interconectados a través de procesos fundamentales que mueven y transforman elementos y determinan el clima planetario. Elsecuestro de gigantescas cantidades de bióxido de carbono es un ejemplo de ello.

Igualmente vital es la capacidad del mar de transformar, detoxificar y secuestrar toneladas de desechos, materiales y sustancias indeseables que depositamos en sus aguas.

Estos servicios del mar los creíamos inagotables, como muchas otras cosas que nos da la naturaleza. Ya esto no es así. Le estamos pidiendo más de lo que puede dar.

Tenemos que cambiar nuestra relación con el mar, pues, como dice Neruda, necesitamos del mar que tanto puede darnos y enseñarnos.

Esta entrada fue publicada en 2012. Guarda el enlace permanente.